SC Dubai Marathon

LA CIUDAD

DUBÁI

LA CIUDAD

Dubái es una ciudad emiratí, capital del emirato del mismo nombre, uno de los siete Emiratos Árabes Unidos. Tiene cerca de 1.500 km² de área​ y está geográficamente dividida por el arroyo Dubai Creek, resultando en dos regiones visibles: Deira, al norte; y Bur Dubai, al sur.

En tan sólo 50 años el que fuera un pequeño puerto pesquero y comercial del Golfo Pérsico se ha convertido en un gigantesco centro comercial del hedonismo y las extravagancias.

En Dubái uno tiene la sensación permanente de estar en una ciudad del futuro. Los rascacielos esculpidos en las formas más variadas emergen componiendo un decorado propio de ciencia ficción.

Dubái es una ciudad sorprendente y llena de contrastes. Es curioso pensar en el cambio que ha sufrido lo que era un pequeño puerto pesquero desde 1966, a cuando se encontró el primer yacimiento petrolífero.

En Dubái todo es más grande y lujoso de lo necesario. Además, sólo un 10% de su población es dubaití, por lo que también es una ciudad muy multicultural. A continuación, hacemos un repaso de los lugares que tienes que visitar durante tu estancia en Dubái.

 

DUBÁI

LUGARES DE INTERÉS

BURJ KHALIFA

Es el edificio más alto del mundo con 828 metros de altura. Posee el observatorio más alto del mundo, en la planta 148, a 555 metros. Las vistas son espectaculares, ya que el Burj Khalifa es el único edificio tan alto en una ciudad rodeada de desierto, a diferencia de por ejemplo el Empire State, que está rodeado de edificios casi igual de altos.

Tiene un mirador más “bajo” en la planta 124.

Además del observatorio, el Burj Khalifa alberga el hotel Armani en las primeras 39 plantas, apartamentos de lujo hasta la planta 123 y oficinas hasta su cima en la planta 163. Además de todo esto, en edificio más alto del mundo rompe otros récords como tener la piscina y la mezquita más altas del mundo.

DUBAI FOUNTAINS

Estas fuentes danzantes están situadas a los pies del Burj Khalifa y son las más grandes del mundo. Diseñadas por la misma empresa que creó las fuentes del Hotel Bellagio de Las Vegas, hacen un espectáculo diario con agua, luces y música de 18h a 22h. Los chorros de agua llegan a los 275 metros de altura siguiendo el ritmo de música árabe contemporánea. Es un espectáculo que no te puedes perder.

THE DUBAI MALL

El centro comercial más grande del mundo, tiene 1.200 tiendas y restaurantes, galerías ambientadas como si fueran un zoco, un parque temático para niños, una cascada interior espectacular, una pista de patinaje sobre hielo, un acuario y hasta un centro médico.

DUBAI AQUARIUM

La mayoría de ciudades tienen un acuario, pero lo especial del Acuario de Dubái es que está dentro de un centro comercial. Puedes ver algunas de las 140 especies marinas que viven allí sin gastar ni un dirham desde dentro del Dubái Mall. Ofrecen experiencias como subir a un barco con el suelo de cristal o sumergirte con los tiburones por unos dirhams extras.

MALL OF THE EMIRATES

Si no has tenido bastante con The Dubai Mall, este otro centro comercial tampoco se queda corto. Con un estilo más tradicional y elegante sigue siendo lo mismo: tiendas, tiendas y más tiendas. Pero su recinto estrella es Ski Dubai, ¡una pista de esquí en medio del desierto! Tiene capacidad para 1500 esquiadores que pueden hacer 5 recorridos de distintas dificultades, tirarse en trineo o deslizarse por un tobogán de hielo. Por si todo esto fuera poco, tienen pingüinos en el recinto que usan para hacer espectáculos infantiles.

BURJ AL ARAB

El Burj Al-Arab es el hotel más alto del mundo, con 321 metros de altura. Su diseño recuerda a la vela del dhow, el barco típico árabe. Además, tiene una clasificación de 7 estrellas y por lo tanto también es el más lujoso. Está ubicado en su propia isla artificial, a la que sólo se puede acceder si eres cliente.

BARRIO HISTÓRICO AL FAHIDI

Este barrio fue construido a finales del siglo XIX y allí vivían los mercaderes persas que comerciaban con perlas y tejidos. Tenían dinero y se trasladaban a Dubái porque no había impuestos y tenían acceso al Dubai Creek, centro neurálgico del comercio de la zona. Los edificios de yeso y coral de estilo árabe están perfectamente conservados y es un placer pasear por sus callejuelas. Se puede entrar en la mayoría de casas, que hoy son sede de galerías de cerámica y mobiliario.

DUBAI CREEK

Este río fue clave en el crecimiento de la ciudad, ya que los primeros pobladores se instalaron en la zona porque hacían negocio con las perlas y el pescado. El Dubái Creek separa la ciudad en dos partes: Deira al norte y Bur Dubai al sur, pero es muy fácil cruzarlo a bordo de una “abra”, barquitas de madera tradicionales, por sólo 1 dirham. También hay los típicos barcos árabes llamados dhows restaurados y convertidos en cruceros turísticos.

DUBAI MUSEUM

El museo de Dubái está en el fuerte de Al-Fahidi, construido en 1787 para defender el Dubái Creek. La construcción está hecha con materiales típicos como el yeso, barro, coral y madera y, aunque se restauró en 1971, conserva su esencia. A la entrada del museo hay una muestra espectacular de mapas para ver la evolución de Dubái y los Emiratos después que se descubriera petróleo en la región. En el patio central hay varias embarcaciones típicas dubaitíes y en el resto de salas se pueden ver armas, instrumentos musicales e incluso tumbas de hace 4000 años encontradas en las excavaciones arqueológicas de Al Qusais.

ZOCOS DEL ORO Y LAS ESPECIAS

Aunque ahora la economía de Dubái ha cambiado el oro por el oro negro, aún queda un espacio donde comprar joyas tanto tradicionales como modernas. En el barrio de Deira también está el zoco de las especias, donde comino, azafrán, pimentón e incienso se mezclan para crear un olor muy especial.

HERITAGE AND DIVING VILLAGE

El patrimonio cultural de Dubái relacionado con el mar se expone en esta zona. Hay varias exposiciones fotográficas sobre la recogida de perlas y la construcción de las embarcaciones llamadas dhows. También se recrea el estilo de vida beduino, con casas tradicionales persas, una pequeña cafetería tradicional y un zoco donde los ceramistas y tejedores ponen en práctica sus habilidades.

MEZQUITA BASTAKIYA

Aunque no es la mezquita más grande ni espectacular de los Emiratos Árabes Unidos, tiene un encanto especial. Está en el barrio tradicional de Al Fahidi, donde su bonita fachada blanca se fusiona a la perfección con la resta de edificios. Sus grabados decorativos y celosías con formas geométricas crean unas sombras de lo más fotogénicas.

DUBAI MARINA

Es el puerto deportivo más grande del mundo después del de Marina del Rey en California y está rodeado de más de 200 rascacielos. En la zona también hay un parque acuático muy divertido: Aquaventure Waterpark. El tobogán más peculiar es el que pasa por debajo de una piscina llena de tiburones. Al lado hay está Dolphin Bay, donde podrás nadar con delfines.

MIRACLE GARDEN

Es sorprendente encontrarse con este gran jardín colorido en medio del desierto. Aunque no hay una variedad enorme de flores porque no demasiados tipos soportarían bien el calor de Dubái sin marchitarse, la combinación de colores y formas hace de los Miracle Gardens un lugar esencial que ver en Dubái.

JUMEIRAH BEACH

A Dubái no le falta de nada, ni siquiera playa. Jumeirah Beach es la más céntrica y concurrida, aunque la gran mayoría de bañistas son turistas. Con 7 kilómetros de arena, aguas cristalinas y un entorno único, es un lugar perfecto para relajarse. Además, cuenta con todas las instalaciones necesarias: baños, alquiler de tumbonas y sombrillas, restaurantes, carril bici e incluso operadores de deportes acuáticos que ofrecen sus servicios.

MEZQUITA JUMEIRAH

Esta mezquita al lado de la playa más popular de la ciudad es para la mayoría la más bonita que ver en Dubai. Se trata de una copia exacta de la Mezquita Al-Azhar de El Cairo, aunque la original es ocho veces más grande.

ISLAS ARTIFICIALES

Hay dos conjuntos de islas: el Palm Island y The World. El primero son un par de palmeras datileras formadas por pequeñas islas con hoteles, residencias de lujo y complejos de entretenimiento. The World es aún más extravagante, se trata de un mapamundi formado por islas que se venden por el módico precio de 7 a 45 millones de dólares dependiendo de su extensión.

GURUNANAK DARBAR SIKH TEMPLE

Pese a que caiga un poco alejado y no figure en las listas de cosas que ver en Dubái, merece mucho la pena. Es una opción perfecta para acercarse a la cultura hindú en Dubái.