fbpx
Entrenamiento, buena alimentación  y… ¿alguien se acuerda del DESCANSO?
Cuando dormimos, los músculos asimilan el entrenamiento y regresan a su estado normal. De esta manera, estamos menos dispuestos a sufrir lesiones y nos preparamos para la siguiente actividad.
Durmiendo bien fortalecemos el sistema inmune, mejoraremos el funcionamiento metabólico y liberamos hormonas que harán que nos sintamos bien al despertar. También se refuerza la memoria y los conocimientos adquiridos durante el día y se produce una fuerte regeneración celular.
La falta de sueño afecta a la capacidad de concentración, resolución de problemas, hace que tomemos malas decisiones, asumamos riesgos innecesarios y trastorna tu ánimo. Afecta negativamente al rendimiento y produce mayor riesgo de producirse lesiones.
Por lo tanto… el DESCANSO forma parte del ENTRENAMIENTO, ¡no lo pases por alto!